.comment-link {margin-left:.6em;}

Análisis Político

Este blog tiene como fin analizar la contingencia política y económica chilena e internacional, publicar reflexiones y emitir opiniones dentro del marco que otorgan el sentido común, rigurosidad académica, libertad de opinión, tolerancia y principios éticos. Doy la bienvenida a todos aquellos que deseen leer, comentar los temas planteados e, incluso, preguntar. Saludos a todos, Rodrigo Hollmann F. Periodista y Cientista Político rholl@hotmail.com

jueves, abril 05, 2007

Metiendo cambios con Transantiago

Me abstuve de hablar del Transantiago por algunas semanas para darle el beneficio de la duda y ver que rumbo tomaban las cosas. Hoy, 5 de abril de 2007, se puede tener una idea de lo que ocurre y hacia dónde nos encaminamos.

Normalmente, en un medio de locomoción, pasar cambios es un signo de que se avanza con más velocidad, que el camino es más expedito y que se llegará antes a destino. Sin embargo, en nuestra realidad el tercer cambio de gabinete es una manifestación de que no hay caso de encontrar la “primera marcha”.

Curiosamente, fue una marcha —en realidad, varias— de los estudiantes secundarios la que impidió al gobierno de Bachelet iniciar su administración imponiendo autoridad, marcar directrices y señalar el camino. Cuando los escolares le doblaron la mano a Bachelet, el mensaje fue inequívoco: “no estoy dispuesta a perder mi imagen de mujer empática por unos niños revoltosos y prefiero sacrificar un ministro”. Por supuesto fue una invitación a movilizarse a cuanta persona estuviera descontenta, lo que explica el 11/9 o “día del odio”.

Luego del septiembre, las manifestaciones fueron relativamente menores hasta febrero de 2007 cuando el prometido y postergado Transantiago se transformó en TRANSFRACASO. En la crisis del Transantiago se han demostrado todas y cada una de las falencias de la actual mandataria: de vacaciones mientras Santiago era un caos, demora en aparecer, reacción tardía y de indignación sin dar ninguna solución concreta, sacrificio de ministro para cambiar la imagen, ataques a los mismos funcionarios que ella misma designó. Así, Sergio Espejo corrió la misma suerte de Zilic, Depassier, Landerretche y otros tantos.

Pero la peor señal que reforzó la percepción de ausencia absoluta de liderazgo vino de ella, cuando reconoció que ella preguntó a sus ministros si todo marcharía bien en el Transantiago, pese a sus propias dudas. Por supuesto, los ministros juraron que todo estaría andando a la perfección. Ella, en un acto que prueba irrefutablemente su inexistente experiencia política, le creyó a sus “consejeros” y siguió adelante con los resultados conocidos. ¿Qué debió hacer? Preguntar quienes eran los mayores y más respetados detractores y convocarlos a La Moneda. Luego de informarse debió tomar la decisión. Restan los comentarios de un miembro de su gabinete (Lagos Weber) que expresó con toda soltura que había que implementar ya el Transantiago, porque hacerlo el próximo año significaba pagar costos políticos demasiado altos y la coalición no estaba dispuesta a hacerlo.

Hoy vemos a una mandataria que no logra dar con un gabinete funcional a sus objetivos. Prometió que nadie “se repetiría el plato”, que sería “paritario entre mujeres y hombres”. Ya es evidente que eso no fue más que una promesa de campaña.

No obstante, hay que reconocer que el padre de esta criatura que tiene al 30% de los chilenos con una muy mala calidad de vida es Ricardo Lagos. No hay más vuelta que darle. No es necesario recordar los calificativos que se le han propinado por no dar la cara ante el Transfracaso, el cual es el resultado de la imposición de criterios políticos por sobre recomendaciones técnicas. Si recordamos, lo que hizo Lagos durante sus dos últimos años de mandato fue asegurar a toda costa que la Concertación se mantuviera en el poder, por lo que las críticas de sus pares son bastante injustas. ¿Por qué no se atrevieron a criticar en su momento? Después de todo, Lagos estaba ocupado en que ellos mantuvieran sus pegas, si no fuera por él, todos los oficialistas que hoy exigen cabezas y se autoflagelan estarían buscando trabajo o en trabajos como cualquier chileno.

Bachelet, aunque sea duro decirlo, fue el “tonto útil” de una coalición que no comparte valores ni proyectos políticos. Una de las consecuencias de la muerte de Pinochet fue el fin de un punto de unión dentro del conglomerado de gobierno, lo que es más claro si constatamos que durante ocho meses se buscó infructuosamente un titular para la Contraloría General de la República. Las peleas intestinas de la propia Concertación le han quitado terreno a las críticas de la oposición, a tal punto que en la polémica columna de la publicación The Economist se citó a Jaime Ravinet, ex alcalde y ministro demócratacristiano. Del mismo modo, los ataques desde la DC hacia Bachelet han sido más incisivos que los de la misma oposición, y el apodo popular de la presidenta “la gordi” provino de un connotado hombre del PPD. Cabe recordar que quien dejó como mentirosa a Bachelet en el exterior fue Claudio Huepe (DC, ex Subsecretario General de la Presidencia durante la administración de Lagos) cuando confesó a medios venezolanos que Bachelet no votó por Venezuela a causa de la presión de la DC, totalmente contrario a la versión oficial que señalaba que se abstuvo porque no había consenso en la región.

Así, dadas las cosas, el cambio con que entró Viera-Gallo promete dar el primer impulso a la partida falsa que asistimos durante 2006. En pocos días logró mostrar resultados y pudo proponer con éxito el nombre del nuevo Contralor, tarea que la amiga de la presidenta, Paulina Veloso, no pudo lograr en casi un año.

Es de esperar que este año pueda "meter primera": revertir la pésima imagen que diariamente crece en las calles de Santiago y que podría costar numerosas bajas en las municipales (en este sentido los alcaldes fueron más “vivos” y criticaron fuertemente al gobierno, poniéndose de lado de los votantes que los juzgarán en 2008). Las cartas que le quedan por jugar será demostrar que tiene liderazgo y ser capaz de consensuar a los distintos sectores, tanto de gobierno como de oposición; utilizar la bonanza del cobre para dar infraestructura a regiones, dar señales de combate a la corrupción y encomendarse a Viera-Gallo para que agilice los trámites de los proyectos en el Congreso. Sabe que Piñera, Lagos e Insulza están esperando que se equivoque y se “cocine en su salsa”, después de todo, en el juego del poder todo vale, incluso cortar los frenos, todo mientras no se vea.

Saludos a todos,

7 Comments:

At jueves, abril 05, 2007 3:53:00 p. m., Anonymous María Pastora dijo...

Tenemos opiniones demasiado pareceidas yo también le di el beneficio de la duda a todo esto, pensé que podría llegar a funcionar... y nada...

Y, sí, aquí el de las culpas es Lagos y no se ha pronunciado... ESPERO QUE NO SE PRESENTE A CANDIDATO Y SI SE PRESENTA QUE NO LO ELIJAN...

¡Saludos!

 
At jueves, abril 05, 2007 5:51:00 p. m., Blogger Pablo Ramírez Torrejón dijo...

Las enseñanzas que nos deja el Transantiago.

Con el Transantiago, quedo demostrado que somos un país incapaz de dar el gran salto a la modernidad al futuro. Nuestras autoridades demuestran un total desconocimiento de las verdaderas necesidades de sus ciudadanos o estas autoridades están inmersas en una burbuja. El Transantiago, dejo al desnudo al gobierno con una absoluta incapacidad y desconocimiento de: Gestión, Logística, Liderazgo, Planificación, Educación. Lo más importante es no saber escuchar a los usuarios y ciudadanos.

Los problemas del gobierno y la concertación no es la derecha de este país, los problemas están al interior de su coalición, sus partidos, senadores, diputados, lobbystas y las sillas musicales. Se pueden enumerar varios problemas que gracias al Transantiago, se coloco tierra por encima y nadie conoce las respuestas, los culpables y las famosas responsabilidades políticas. Tambien radica que nadie quiere asumir la responsabilidad de los fracasos de gestión en varios ministerios tales como: Educación, Minería, Energía, Salud, Obras Publicas y Ministerio del Interior con su bullado caso de Chile Deportes.

Aparte de los problemas del Transantiago, ya tenemos encima la crisis energética nuevamente, aquí hemos estado jugando con fuego, seguimos dando palos de ciego y no existen soluciones concretas de cual será nuestra matriz energética para los próximos 50 años en Chile, solo estamos mirando el día. Cuando llegara el momento de terminar con el sistema cortoplacista y mirar el horizonte, futuro, pensar y proyectar al país en procesos de 50 años, si pensamos de esta manera cuanto seria el ahorro para el país.

 
At viernes, abril 06, 2007 1:42:00 p. m., Blogger Daniel Urrutia dijo...

Mucho tiempo sin pasar por este lugar. Mis saludos.

Con respecto al tema, en primer lugar, creo que a la Presidenta ahora le pesan frases que ella misma, sin ninguna necesidad mas que generar algo mas de simpatía, se autoimplantó, como "gobierno ciudadano", "paridad de sexos en el gabinete", "nadie se repetira el plato". Aunque para mi, ahora que hayan mas hombres que mujeres no es de gran importancia, porque mas que forzar la paridad en el gabinete es mejor tener a quienes sean los mejores y más indicados.

Por otro lado, la mezcla que hay en el nuevo gabinete puede darle un gran impulso al gobierno. Viera-Gallo es mucho mejor en Segpres que Veloso, quien no podia entablar conversación con nadie. Es una gran arma politica la del ex-mapu. En el lado técnico, con Cortázar se puede resolver en un mediano plazo el problema del Transfracaso. Eso si, hay que ver si la gente esta dispuesta a esperar ese "mediano plazo".

Bueno, este tema da para mucho, esperemos por el bien de todos los chilenos que se solucionen luego los problemas que realmente a la gente le preocupan.

Saludos!

 
At martes, abril 17, 2007 11:48:00 a. m., Anonymous A.B. dijo...

El fracaso del Transantiago recide principalmente en la incapacidad de las autoridades involucradas. Error al elegir el equipo tecnico, error al supervisar y error frente a la resolucion rapidaz y eficiente de problemas. Sinceramente, Bachelet es una verguenza. Y averguenza a todo un pais.

Saludos,
A.B.

 
At martes, abril 24, 2007 6:42:00 p. m., Blogger Jorge Andrés Gómez A. dijo...

Quizás, los problemas que acongojan al Gobierno, se deban más a fallas en las simetrías de información en su interior, que a otros factores como capacidad -aunque informarse bien es parte de los requerimientos-. Por lo tanto, para mejorar la gestión, se trata de no dejar aislada a la Presidenta, como si estuviera en la isla de Lost.
La implementación del Transantiago, demostró que en el acuerdo previo entre Gobierno y empresarios, no se tomó en cuenta el "compromiso creíble"de estos últimos y así, el caso de Navarrete, y la mitad de sus micros guardadas en horas punta, fue ejemplo claro de la falta de self enforcing por parte de éste, en otras palabras, obligarse a cumplir los acuerdos.

 
At martes, junio 12, 2007 1:04:00 a. m., Blogger Matías dijo...

Está bueno interiorizarse de versiones contrastes, de miradas críticas sobre el gobierno de Bachelet que desde Argentina se percibe como un progresismo intachable. Soy estudiante de periodismo, y tamb tengo un blog donde lo político guarda un lugar respetado,tanto en lo meramente periodístico como en lo literario.Les dejo el sitio para que lo visiten;www.krabermatias.blogspot.com. Un Saludo grande

 
At jueves, julio 05, 2007 2:45:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Que buen comentario, mira te invito a ver estos dos videos que encontre en una pagina web.
1) v i d e o 1
2) v i d e o 2

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

FREE hit counter and Internet traffic statistics from freestats.com
free counter