.comment-link {margin-left:.6em;}

Análisis Político

Este blog tiene como fin analizar la contingencia política y económica chilena e internacional, publicar reflexiones y emitir opiniones dentro del marco que otorgan el sentido común, rigurosidad académica, libertad de opinión, tolerancia y principios éticos. Doy la bienvenida a todos aquellos que deseen leer, comentar los temas planteados e, incluso, preguntar. Saludos a todos, Rodrigo Hollmann F. Periodista y Cientista Político rholl@hotmail.com

miércoles, diciembre 12, 2007

Tolerancia y los buenos modales

Definitivamente Santiago es una ciudad enferma, bueno otras partes de Chile también.

En los últimos días me he sorprendido por las actitudes cotidianas hacia quienes cometen un error, se expresan mal o, sencillamente, piensan distinto.

Ayer estaba en el McDonalds de Kennedy tratando de celebrar el fin de año de mi hija y estuve haciendo una fila que duró 20 minutos (a propósito, debe ser un nuevo concepto de comida rápida) a eso de las 10 de la noche. Un tipo hizo un pedido plagado de especificaciones fuera del menú normal con sus hijos y, por la demora en ser servido, comenzó a alegar de muy mala forma a los dependientes por la velocidad. Subió con su numerosa prole al segundo piso para volver en menos de un minuto para increpar (putear) a viva voz delante de niños y comensales. Todo un desagrado protagonizado por un prepotente ABC1 que se llevó las miradas de reprobación de todos los presentes.

Un amigo, Mario Romero (Transmedia) tuvo la idea de publicar una columna con su opinión acerca de lo que ocurre con el Movimiento Liberación Digital. En lo particular, no comparto muchas de sus ideas, pero tuve la educación de plantearle mi desacuerdo y las razones. Mientras, en el sitio de otro amigo (Christian Leal, El Francotirador), se comentó ampliamente la columna. Christián planteó educadamente su desacuerdo, citó a "eldiabloenlosdetalles" e intervino con la seriedad que lo caracteriza siempre. Pero fueron los comentarios los que me sorprendieron: la mayoría llenos de descalificaciones y muy pocos argumentando en contrario. Cuento corto, la educación brilló por su ausencia. Si creo que alguien peca de ignorancia, ¿tengo el derecho de insultarlo o menospreciarlo en el marco del debate de ideas?

Esta semana he tenido la "suerte" de viajar en Metro, otrora orgullo de educación, limpieza, seguridad y eficiencia. Es sorprendente la cantidad de desconsiderados que ante una mujer en avanzado embarazo, anciano sin muchas fuerzas o personas con dificultades de desplazamiento, optan por hacerse los dormidos o ciegos.

Eso es lo que ocurrió con Transantiago cuando se prefirió el hacinamiento y la incomodidad de miles de personas para hacer "cuadrar" los números; lo mismo cuando un senador es pasado al tribunal supremo por no votar lo mismo que el partido político; lo mismo cuando una coalición de gobierno transforma los impuestos transitorios en permanentes.

El gobierno habló de cuidar el lenguaje, pero cuando escucha críticas se convierte en una aplanadora ciega y sorda.

La tolerancia es "Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias (RAE)". Los buenos modales son dictados por el criterio.

Ser autocrítico permite crecer; tolerante, serio; y educado, amable. Dejemos la agresividad, prepotencia y desconsideración. Querámonos un poco.

Saludos a todos!

4 Comments:

At miércoles, diciembre 12, 2007 3:43:00 p. m., Blogger Mario dijo...

Muchas Gracias por su comentario con altura de miras y mucha educación.
Podemos pensar diferente pero al menos podemos del mismo modo, discutir de manera adecuada sin caer en los excesos y en lo que decía Almodovar en su película "La mala Educación"

 
At miércoles, diciembre 12, 2007 6:35:00 p. m., Blogger Lautaro Ferrada Q. dijo...

Me parece bien la amabilidad como principio general, pero la verdad es que ese "altura de miras... mucha educación... discutir de manera adecuada sin caer en los excesos" que celebra Mario, no describen adecuadamente el tono de su comentario que provocó tanta molestia en varios de los opinantes, o sea, Mario celebra lo que él mismo no respetó. Él inicia su post con un tendencioso "resulta curioso que se hayan colgado..." mete a Chávez, nadie sabe a pito de qué, habla de izquierdismo de los 60" y etc., etc. Yo creo que, dado el tono de Mario, ha cosechado lo que cultivó. Me parece loable mantener la amabilidad en esas circunstancias, pero Mario echó leña al fuego y difícilmente se puede quejar del crepitar que esa acción produjo.

 
At miércoles, diciembre 19, 2007 10:15:00 a. m., Anonymous Rolando dijo...

No hay nada más desagradable que los prepotentes. Y pararles el carro es una acción necesaria aunque algunas veces peligrosa.

Creo que hay que tener altura de miras para criticar los puntos de vista, sin caer en la descalificación. Hay una fina línea también en la actitud de "todo lo que se diga es válido". Eso no es cierto. Hay cosas mínimas en las cuales pasarse de la raya invalida todo un comentario.

En mi caso particular, a veces se me pasan las revoluciones. Pero sigo tratando :-)

Saludos,

http://www.thinkspire.com

 
At viernes, diciembre 21, 2007 1:44:00 p. m., Blogger Otro dia mas dijo...

Completamente de acuerdo con nuestra mala educación, el cuidado del lenguaje no solo permite comunicarnos adecuadamente y asegurarnos que nuestro interlocutor entenderá el sentido de nuestras palabras, sino que además permitirá discrepar y discutir, por consiguiente crecer, se crece en la discusión, en el debate y la contradicción.
Lamentablemente nuestro país tiene una larga historia de intolerancia de todo tipo, desde Francisco Bilbao a la fecha. La intolerancia es propia de los ignorantes, pero quizás en ellos en entendible, no así en aquellos que hemos tenido la oportunidad de educarnos: Intolerancia, groserías, machismo, prepotencia y otras delicadezazas de ese tipo, son parte de nuestra historia; hablar de “ni un paso atrás”, “avanzar sin transar” “extirpar de raíz el cáncer….”, y la mas celebre frase, por lo brutal, a propósito de haber encontrado de a dos los cadáveres de victimas del régimen militar del general pinochet “¡que economía mas grande!” y ahora en su versión mas de los tiempos, pero igualmente brutal ; la teoría “del desalojo”, en democracia son los votos los que deciden, los golpes de estado y los desalojos, son medidas de fuerza brutal y violenta, no se condicen con un país civilizado.
A propósito de tu interesante articulo, en el cual estoy en parte de acuerdo contigo y, por cierto, en otro no comparto contigo un blog que escribí hace unos años atrás sobre el mismo tema; Lenguaje, educación y cultura

Saludo Fraternales

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

FREE hit counter and Internet traffic statistics from freestats.com
free counter